Menester complicado el que nos hemos propuesto en TopDisc Store. Elegir las 5 mejores películas de la historia del cine. Podríamos poner muchas en la lista, pero la verdad es que Lo que el viento se llevó (1939), Casablanca (1942), Que bello es vivir (1946), La ventana indiscreta (1954) y Ben-Hur (1959) son nuestra subjetiva elección. Vamos a daros detalles de cada una en orden de producción.

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ (1939)

Victor Fleming, George Cukor y Sam Wood firman un clásico intemporal icono del séptimo arte. Ya sea por su tamaño, una mega producción, ya sea por el cast de actores y actrices que forman parte de ella, Vivian Leigh, Clark Gable, Olivia de Havilland, Leslie Howard, los más destacados, ya sea por las frases que han quedado en el imaginario del público, quizás sea realmente por todo en conjunto, esta película ha permanecido generación tras generación como una de las mejores. La trama nos lleva a la guerra civil entre el norte y el sur, cuando en el sur aún existía la esclavitud, para vivir el ocaso de una familia sureña incapaz de sobrevivir a los envites de una guerra cuando formas parte del lado perdedor. Pero siempre existe un hilo de esperanza, esa esperanza de tierra roja, Tara, siempre nos quedará Tara. Recomendable al 100 %.

CASABLANCA (1942) 

La perfección hecha película. Si, os puede parecer un ejercicio sobradísimo de fanboy. Puede ser, igual existen otras producciones que en general sean mejores, pero os aseguro que pocas tendrán la calidad de la que nombro. Desde su guion donde los actores no conocían que iban a rodar el día siguiente (un milagro que el resultado fuera así de bien), el gran trabajo de Michael Curtiz detrás de las cámaras, pasando por dos estrellas en su momento más brillante (sobretodo la Bergman nunca estuvo tan radiante) Humphey Bogart e Ingrid Bergman, los diálogos punzantes e irónicos como pocas veces he visto, el talento visual de Arthur Edeson con luces, sombras, contraluces, etc que hacen que se te queden en la retina escenas memorables como la de la estación donde Rick lee una carta de Irsa y la tinta se va borrando por efecto de la lluvia…

Casablanca es un film que en cada revisión igual que el vino, mejora con los años. Imprescindible para quien crea en al amor, pero más para quien crea en la amistad, lealtad, sacrificio… No tienes perdón si no la viste.

QUE BELLO ES VIVIR (1946)

Viva la Navidad!!. Eso podría ser el resumen de esta película navideña por antonomasia. Pero seguramente solo rascaríamos la superficie de su verdadero valor. Un hombre con problemas familiares, económicos, decide que nada vale ya la pena, ni el amor que le profesa su mujer, una encantadora Donna Reed, ni la alegría de ver crecer a sus hijos, nada. Por suerte, no está solo, y una ayuda digamos que divina le hará ver que siempre existe una salida. Valorar lo que se tiene, y luchar por lo que uno quiere. Todo mezclado con la maestría de Frank Capra.

Su valor es el de la redención por parte de un personaje, Mr. Potter (basado en Mister Scrooge de cuento de Navidad) interpretado de manera magistral por Lionel Barrymore, su valor es el de darnos el mensaje de que nadie es prescindible, su valor es darnos una lección de humanidad y empatía. Realmente es una joya de obligatoria visión. Y más en Navidad.

LA VENTANA INDISCRETA (1954)

Una cámara buscando desde la penumbra en un piso con vistas a un patio interior, un hombre que no puede valerse por sí mismo, una mujer que quiere un compromiso serio, un director británico mítico, un misterio sin resolver, una tensión casi irrespirable gracias a un guion brillante. Todos y cada uno de los aspectos que convergen para realizar una obra maestra están en esta producción. Un James Stewart magistral como de costumbre, nos demuestra que solo su presencia ya vale para considerarla entre las mejores películas.

La brillante fotografía de Robert Burks demuestra que, con planos cortos, y un patio trasero de un edificio se puede crear una tensión que se puede cortar con un cuchillo. En mi top 3 de mejores películas.

BEN-HUR (1959)

Empezamos nuestro post sobre las mejores películas del séptimo arte con una mega producción y acabaremos con otra, al menos, al mismo nivel que la primera. Grandiosidad, es la palabra que primero me viene a la cabeza si pienso en esta gigantesca obra dirigida de manera magistral por William Wyler, con un star sistem encabezado por el gran Charlton Heston, y secundado brillantemente por su antagonista el el film Stephen Boyd en el papel de Messala, con escenas míticas (la carrera de cuadrigas por decir una) que no han sido superadas por muchos efectos especiales de los que disponemos en la actualidad. Obra faraónica al máximo nivel, costó unos 30 millones de dólares de la época, y ha recaudado unos 160 millones. Si os gustan las epopeyas con cierto fondo argumental religioso, esta es vuestra película. Deslumbrante. De 10.